Coincidir en algún lugar del mundo

Estándar

Hace un poco más de 10 años, un día recibí la noticia de que mi mejor amiga se iba a vivir a Alemania y la verdad, aunque me sentía feliz por ella, la idea no me gustó mucho que digamos.

Habían pasado unos cuantos años desde la muerte de mi madre y ahora la vida nuevamente me alejaba de una de las personas más importantes. ¿De qué se trataba esto? ¿Era un complot? En aquel entonces no lo entendía, sólo veía, sentía y pensaba que mis seres amados siempre me abandonaban.

La despedida no fue nada linda, de hecho recuerdo que yo desaparecí de escena antes de que la Flaca saliera rumbo al aeropuerto y de camino a casa no hice más que llorar como Magdalena, en fin… Muchos dirán que eso no es raro en mí, jaja.

Los días y meses comenzaron a pasar y ese sentimiento de extrañar a alguien, no desaparecía, al contario, cada día era más grande. Hay que recordar que hace más de 10 años la tecnología no estaba tan avanzada como ahora, ni pensar en hablar por horas y gratis o tener una video conferencia. Había que conformarse con lo que teníamos entonces, sin embargo, la vida fue buena y la trajo de regreso para pasar una Navidad. Con esa visita tuve evidencia de que no se había ido para siempre y que existía la opción de volver a coincidir.

Imagen

Una de mis fotos favoritas en Córdoba, España.

Después de este reencuentro hubo muchos más, incluso viajé por primera vez a Europa para visitarla. Lo mejor de cada encuentro fue descubrir que todo seguía como lo habíamos dejado. Claro había pasado el tiempo y gracias a él nuevas vivencias que contar, pero nuestra amistad permanecía intacta.

Ahora que vuelvo la vista atrás comprendo que la Flaca tenía que irse para crecer, hacer sus sueños realidad, encontrar el amor de su vida y simplemente porque era su elección. La mía fue quedarme, trabajar con mi persona, soñar y realizar, crecer y madurar de otra manera.

Hoy comprendo que aquello que en algún momento vi como una tragedia, se convirtió en un mundo de oportunidades. Gracias a que ella vive en el extranjero he viajado a visitarla donde esté, he conocido nuevas ciudades y además hemos compartido vivencias que quedarán guardadas para siempre en nuestros corazones.

La vida da muchas vueltas, unos van, otros vienen, algunos nos quedamos, pero cuando hay AMOR del BUENO (como lo llamo yo), cuando la AMISTAD es real y ambas partes lo desean y hacen lo suyo, TODO ES POSIBLE.

Hasta la fecha, la extraño muchísimo (aún cuando nos leemos casi todos los días) y las despedidas me siguen constando, sin embargo ahora me queda la esperanza de volver a coincidir y la certeza de que pase lo que pase nos volveremos a encontrar en algún lugar del mundo.

A veces las cosas no son como tú las habías soñado, pero créeme que como suceden son perfectas y muchas veces mejores de lo que imaginaste. ¿Cierto Flaca?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s