La tanatología: una herramienta para la vida

Estándar

La-tanatología--una-herramienta-de-vidaAsí como el cambio es una constante en la vida, las pérdidas forman parte de ella. Existen diferentes tipos, pueden ir desde de algo material como una casa hasta la pérdida de un ser querido o una mascota. También podemos hablar de la pérdida de un trabajo, una relación, de una cantidad de dinero, etc.

Cualquiera que sea el caso, perder duele e implica ser y hacer algo para transitar por esa etapa. Para ello existen diferentes terapias que pueden ayudarte. En este caso, te voy a hablar de la tanatología, una herramienta que ha hecho la diferencia en mi vida y que ha sido mi fiel compañera desde hace un poco más de un año.

“Tanatología viene de Thanatos = muerte y Logo = tratado, pero no es eso nada más” como lo explica Gaby Pérez Islas en su libro Cómo curar un corazón roto: “ la tanatología nos habla de la vida, de vivirla con intensidad y, sobre todo, con esa motivación de que cada día puede ser el último.”

Ahora bien, toda “pérdida sin importar lo que haya sido, te llevará a vivir un duelo”, un proceso que se atraviesa en cinco etapas y que dura aproximadamente un año (no conseguí descuento, por el contrario en mi caso hubo un aumento), pero no voy a profundizar en ello. Mas bien, la idea es contarte cómo la tanatología me ha ayudado a reconstruir mi vida tras la muerte de mi padre, una doble traición, la pérdida de confianza en mí misma y la cereza del pastel: el fallecimiento de mi amiga Cris.

Ha sido gracias a que me di la oportunidad de trabajar con mis emociones, de vivir cada instante como se presenta, a aceptar que las cosas son como son, aprender que solo es por ahora, a estar dispuesta a enfrentar a mis demonios, a confiar y dejarme guiar por una mujer extraordinaria y tanatóloga, que hoy sigo aquí, con la cara en alto y llena de sueños e ilusiones por realizar. Seguramente si le preguntan a ella, les dirá que es gracias a mi voluntad que lo he logrado, así que mejor lo dejamos en que ha sido un trabajo en equipo.

La tanatología me hizo entender que lo único que tenemos seguro es la muerte, que hay cosas que pasan porque sí, que no hay nada más soberbio que pensar por tu culpa alguien murió o que si lo hubieras hecho diferente esa persona aún viviría (¡Ay!, cómo me cimbró cuando Gaby me lo dijo en nuestro primer encuentro).

Sin duda, una de las lecciones más inspiradoras de estos meses ha sido entender que el mejor homenaje que les puedo rendir a mis padres es siendo feliz y recordarlos con todo el amor mundo, porque el amor nunca muere.

Son más las cosas que he aprendido y las que me han traído hasta aquí, pero va siendo hora de despedirme, no sin antes invitarte a vivir tu vida responsablemente, a disfrutar el aquí y el ahora y si acabas de sufrir una pérdida o está por llegar (en el caso de los enfermos terminales) te sugiero que hagas de la tanatología tu amiga, que aceptes las bondades de esta herramienta y sobretodo que te regales la oportunidad de convertirte en la mejor versión de ti mismo.

Finalmente, querida Gaby gracias por ser mi guía en este viaje de sanación, por ser luz e inspiración y por brindarme tu amistad. Este mundo necesita más seres humanos como tú.

Y para ti que estás viviendo un duelo te comparto los medios por los que puedes contactar a Gaby Pérez Islas y desde ya te agradezco el que los compartas con quien lo necesite:
Facebook @gabytanatologa
Twitter: @gabytanatologa
YouTube: Gaby Pérez Tanatóloga
Instagram: @gabytanatologa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s