Responsabilidad, compañera de viaje

Estándar

Responsabilidad-compañera-de-viajeUna de las grandes lecciones que aprendemos desde la infancia es la llamada responsabilidad, esa capacidad que desarrollamos para responder antes algo, ese saber asumir las consecuencias de nuestros actos, de nuestras decisiones.

Habrá quienes me dirán: “Leonor, yo soy muy responsable, no daño a nadie, cumplo con mis “obligaciones”, cuido bien a mi familia, etc.”

Y sí, no hay duda de ello, sin embargo hoy me gustaría que pensáramos en la responsabilidad de otra forma, que nos hiciéramos conscientes de las bendiciones que practicar esta virtud nos regala.

Aquí unos ejemplos a ver qué te parecen:

  1. Ser responsables de nuestra salud nos permite escuchar a nuestro cuerpo, asumir que algo no anda bien y buscarle solución.
  2. Cuando actuamos responsablemente con las emociones es porque nos conocemos, porque trabajamos con ellas para identificarlas, vivirla y trasmitirlas sin dañarnos ni dañar a otros.
  3. Asumir tu responsabilidad ante los problemas es la mejor manera de divorciarte de la culpa y vivir en libertad, haciéndote cargo de ti, de la situación que causó una decisión. Es despedirte de la víctima y tomar las riendas de tu vida.
  4. La responsabilidad te regala la oportunidad de rediseñarte, de aprender, de ver la vida desde otra perspectiva y disfrutar del aquí y el ahora.

Dicho (escrito) esto… ¿Vale la pena hacer de la responsabilidad una aliada y compañera de viaje, no crees? Escríbeme y cuéntame qué piensas.

¡Hasta la próxima!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s