Valorando…

Estándar

Valorando la vida 2Hay días en los que se está más reflexivo y hoy es uno de ellos. Un aire de sensibilidad se respira, te hace parar para realizar un viaje a tu interior. Ahí donde reina el silencio, la paz, donde escuchas tu respiración, los latidos de tu corazón. Ese lugar lleno de magia que es una delicia visitar para recargarte de energía y continuar.

Vivimos pensando que seremos eternos, que mañana nos levantaremos como cualquier otro día, que la salud será nuestra aliada en todo momento. Yo te pregunto… ¿Y qué pasa si no es así? ¿Quién te dijo que eres un superhéroe que jamás enfermarías, que saldrías a correr como cada tarde; que tu mente estaría clara; que podrías colocar tus pies sobre el piso y caminar, que escucharías el cantar de los pájaros al amanecer? En fin… Frecuentemente olvidamos valorar lo que tenemos y ¡ojo! no me refiero a lo material, sino a nuestra propia vida, nuestra salud. Damos por hecho que ambas estarán ahí siempre y la realidad es otra: Lo que hoy es, mañana puede desaparecer.

Te invito a que hagamos conciencia de las bendiciones que están en nuestra vida, empezando por ella misma, por la posibilidad de respirar, de abrir los ojos y disfrutar el paisaje, afinar la escucha para saber cómo se encuentra tu cuerpo en este instante, dejarte sorprender por la diversidad de olores y saber que tienes a tu alrededor, tomarte un tiempo para estar contigo y con los seres que amas. Baja la velocidad, no es necesario correr. Sí el mundo va a mil por hora y puedes ir con él, siempre y cuando no te olvides de ti, de aquello que verdaderamente importa: tu vida, estar aquí y ahora, presente en tu cuerpo, mente y espíritu.

Valorando-la-vidaAgradecer cada instante te hace vivir en plenitud y conciencia, ver las cosas desde otra perspectiva, aprender, crecer.

Si por algún motivo has perdido la salud, por lo que más quieras, no te rindas. Pon lo mejor de ti para emprender ese viaje al interior, para escuchar a tu corazón, para reconstruirte, para agradecer, para aprender a ver la vida desde otra perspectiva.

Estoy convencida que en eso que llamamos “contratiempos”, “enfermedades” y/o “problemas” siempre hay una o más bendiciones escondidas para todo aquel que está dispuesto a verlas.

Termino esta reflexión con un GRACIAS a esas personas que (aún a la distancia) han sido un ejemplo de fe, fortaleza, paciencia, inspiración pura. Estas líneas están dedicadas a ustedes de todo corazón.

Acerca de leordonez

En plenitud, llena de juventud, alegre, en paz, sincera y audaz, mujer moldeable. Eternamente enamorada. Mujer libre, sonriente, valiente, noble, comprometida. Soñadora incansable, creativa, escribiendo las páginas del libro de mi vida.

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s