SorpresaS

Estándar

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Así dice la estrofa de una canción y vaya que es cierto. La vida está llena de acontecimientos que nos marcan de una u otra manera.

Sorpresas

Hace casi 24 años recibí, lo que yo he dominado el primer “gran golpe” de la vida: separarme de mamá. Si alguien me hubiera contado que algo así sucedería a mis 19, yo no lo hubiera creído y mucho menos pensado que saldría adelante después de aquello, sin embargo aquí estoy. Es sorprendente cómo paso a paso vas encontrando el camino, y creces y aprendes, y la vida te vuelve a revolcar, y a empezar de nuevo.

Así ocurrió. Enero del 2005: una nueva lección y a tomar “el toro por los cuernos” y a cerrar círculos, ahora como toda una mujer, parada desde la responsabilidad, independiente y vamos para adelante.

El último tsunami-terremoto, (personalmente hablando), inició hace 2 años y casi 4 meses (aún no termina de pasar en su totalidad) y bueno… Gracias a Dios y a muchos Ángeles que me ha puesto en el camino, aquí sigo, en reconstrucción y lista para volver a comenzar. Estoy aprendiendo a volar, agradecida por esta nueva oportunidad. Hoy soy quien soy gracias a lo que hice con lo sucedido, y amo, y admiro y respeto, y sigo, y busco, y encuentro, y no me detengo.

Lo que quiero decirte con estas líneas es que NO le tengas miedo a VIVIR. En esta vida TODO ocurre por y para algo y a veces simplemente porque sí. Mamá solía decir: “Todo tiene solución, menos la muerte” y sí. Mientras estés vivo puedes empezar de nuevo, rediseñarte, volver a crear. La Vida es sabia y no te mandará “algo” que no puedas resolver. Tú ocúpate de VIVIR, de hacer lo necesario, lo que toca,  VUELA y por nada del mundo dejes de SOÑAR, y menos en los momentos de más oscuridad, porque será entonces cuando ellos se conviertan en esa luz guíe tu camino.

Hoy disfruto mi vuelo y el Universo no deja de sorprenderme, de bendecirme. Un cambio tras otro, una historia que aún no tiene fin. La diferencia es que hoy me enfoco en lo que sí está, pongo lo mejor de mí para pasármela bien y sonrío, y lloro de emoción y otras veces de coraje, y siento mariposas en el estómago, y me dan nervios, y quiero continuar, y sueño, y hay cosas que no se cómo se resolverán, y aún así confío. Todo un cocktail de emociones, pero me siento VIVA, FELIZ y en PAZ.

¿Y tú, que tanto disfrutas de tu vida? ¿Eres agradecido? ¿Te gustan las sorpresas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s