Roma, México y Yo

Estándar
roma,-méxico-y-yoHace ya casi una semana se dieron a conocer las películas nominadas al Oscar, uno de los galardones más preciados de la industria cinematográfica. Este año da la casualidad que la cinta mexicana Roma cuenta con 10 nominaciones, lo cual ha generado una gran polémica.
Independientemente de eso y de los más de 150 premios que ya ha recibido este largometraje y dejando a un lado: si la historia es o no buena, si Yalitza Aparicio merece o no el reconocimiento como mejor actriz, si Alfonso Cuarón es un talentoso director, si fotografía y el sonido son impecables, quiero compartirte lo que todo este ruido de Roma ha generado en mí.
Ver que un proyecto mexicano, hecho por mexicanos (en su mayoría) ha llegado tan alto, entre muchos factores gracias a la intensa mercadotecnia, me lleva a conectarme con mis sueños.
Me recuerda esas cosas que me ponen la piel chinita de solo imaginarlas, eso que me apasiona (como en mi caso escribir) y me invita a seguir adelante, a no tirar la toalla, a buscar hacer todos los días de mi vida lo que me hace feliz. Me hace pensar que vale la pena pagar el precio para realizar un sueño.Soñar en grande, lo que quiera que grande signifique para cada quien, en su entorno, sin compararse con el de al lado. Me inspira a seguir andando para lograr lo que quiero.
Y pienso… Qué maravilloso sería si todos nos ocupáramos por ser felices, por disfrutar lo que hacemos. ¿Cómo sería México si en vez de estar esperando a que Papa-Gobierno te resuelva la vida, te hicieras cargo de ti mismo? ¿Qué tal si así como aplauden y se sienten orgullosos de las nominaciones de Roma al Oscar, se sintieran cuando un amigo tiene un logro, cuando al compadre le dan un acenso en el trabajo, en lugar de morirse de envidia como sucede con frecuencia?
Si Alfonso Cuarón pudo, ¿porqué tú no? A veces es sólo cuestión de dejar de contarnos historias como: no puedo, no tengo dinero, me da miedo, es imposible, y si fracaso, etcétera y comenzar a movernos, buscar, abrir los ojos, estirar las antenas, pedirle al Universo lo que queremos y empezar así a construir el camino para llegar a donde deseamos. Todo logro comenzó con un sueño. ¡No lo olvides!
Ojalá que aprendamos a vivir como personas de éxito, a ver la cantidad de cosas buenas que ocurren en el día y agradecerlas; a aplaudirnos a nosotros mismos, al de al lado. Tú, yo, todos juntos podemos hacer de nuestro México un mejor país, podemos soñar y realizar nuestros más grandes anhelos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s