Pensando en ti…

Estándar

Pensando-en-ti

Moría por un abrazo tuyo
y un día comprendí que no debía esperar más.
Abrí mis brazos y dejé que me acariciaras
y abrazaras a través del fresco viento.

Anhelaba conversar contigo.
Me dolía pesar que no te escucharía más
hasta que aquella silenciosa mañana
descubrí tu voz en el cantar de los pájaros.

Deseaba saborear tus besos
cuando caí en cuenta que bastaba con cerrar mis ojos
e invitarte a mi mente
para probarte nuevamente.

Soñaba con el delicioso olor de tu cuerpo
hasta que un tarde de primavera
entre flores y esencias
lo descubrí.

Quería volver a mirar tus ojos
y fue una hermosa noche de verano
que al alzar mi vista al cielo
en las brillantes estrellas los encontré.

Así fue que acepté que las cosas son como son.
Dejé de extrañarte y aprendí que:
para fundirme en tus fuertes brazos,
escuchar tus sabios y atinados consejos,
disfrutar el incomparable sabor de tus besos,
deleitarme con tu dulce, seductor e incomparable aroma,
y perderme en tu amorosa y tierna mirada,
solo es necesario pensar en ti
y abrir mis sentidos a eso que está aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s